domingo, 1 de diciembre de 2013

Te vigilan las tiendas: "siguiendo" a tu teléfono móvil

https://www.youtube.com/watch?v=bUn5qdw6GDs
Así te vigilan las tiendas:
Muchos estamos ya acostumbrados a cuando tras buscar un viaje, un libro o cualquier otro artículo en Internet a recibir un bombardeo de anuncios relacionados con lo que hemos estado buscando anteriormente, como si por arte de magia se tratase si no fuese por las conocidas cookies.
Pero pronto algo parecido podríamos tener en nuestros móviles cuando visitemos una tienda, y es que no tanto en nuestro país pero si sobre todo en Estados Unidos está muy de moda que los distintos establecimientos o centro comerciales nos “espíen” gracias a nuestros móviles para conocer como nos movemos por el interior de los edificios.
La localización en interiores puede ser muy útil con la realidad aumentada por ejemplo para ayudar a las personas con discapacidades visuales a guiarse en edificios grandes pero también tiene un importante aspecto comercial que puede ayudar a los grandes establecimientos a determinar su estrategia comercial conociendo los hábitos de sus clientes.

Conocer al detalle que hacen los clientes

Y es que la localización en interiores es de mucha utilidad para las tiendas. Estas solo tienen constancia de que un usuario ha pasado por un punto cuando paga su compra, sería muy raro que cada vez que nos detenemos en una sección tuviésemos que dar fe de que hemos estado en ella, pero gracias a nuestros móviles si que pueden hacerlo.
¿Y como lo hacen? Hay varias opciones que implican el uso de videocámaras o señales Bluetooth de baja frecuencia pero la solución más sencilla y más usada es la triangulación mediante redes WiFi. El metodo consiste en “perseguir” a nuestro smartphone, que generalmente está escuchando continuamente en busca de redes WiFi a las que conectarnos, pudiendo conocer estos la MAC del módem que identifica a nuestro teléfono y así tenernos fichados.
Así nos
Las tiendas cogen esa señal que nuestro teléfono emite para determinar en cada momento en que lugar de la tienda nos encontramos, llegando la precisión a ser de 2.5 metros, de manera que no solo pueden determinar el recorrido que hemos hecho sino también conociendo los puntos del establecimiento que más nos han gustado sabiendo el tiempo que hemos pasado en cada lugar, lo que podrá ayudar a la tienda a reorganizar su espacio, por ejemplo situando mejor sus productos.
En este apartado Apple también dio un paso importante al presentar en su última conferencia de desarrolladores iBeacon, una aplicación que usa señales Bluetooth de escasa potencia de nuestro smartphone que pueden ser captadas por balizas colocadas en las tiendas de manera que cuando entremos en ella recibamos en nuestro smartphone ofertas personalizadas. Una de las primeras tiendas en implantarlo en EEUU fue Macy’s en sus establecimientos en San Francisco y Nueva York, tenéis una demostración de como funciona en el siguiente vídeo:
La vigilancia más allá de lugares privados
Que las tiendas nos espíen para saber como nos movemos en el interior de sus establecimientos puede tener su sentido y lógica para los negocios pero el WiFi tracking llegó aún más lejos con lallegada de unas papelerasque en principio aparentaban inofensivas, al distrito financiero de Londres.
Las Spy Trashcans como las bautizaron los británicos cuentan con un sistema similar al instalado en las tiendas que usan WiFi tracking para conocer quien ha pasado por al lado suyo, recolectando de nuevo la MAC de nuestro teléfono así como su modelo e incluso a la velocidad que pasamos por al lado de ellas, información que luego es vendida a retailers para situar mejor su publicidad.
La vigilancia más allá de lugares privados
Pero ya no se trata de un negocio privado sino de un espacio público en el que para nada se nos debería estar espiando o al menos se tendría que advertir de ello de alguna manera, cosa que no se hace, lo que enfureció a más de uno ante lo que la empresa responsable de ellas no respondió hasta que el propio ayuntamiento ordenó desactivar este “espionaje callejero”.

¿Una nueva intromisión en la intimidad?

La localización en interiores puede ser muy útil, tanto para el apartado tiendas que analizan los hábitos de sus clientes como en otros, y puede suponer mejoras de las que nos beneficiemos todos pero de nuevo volvemos a entrar en un terreno farragoso como el de las cookies, en el que se mezclan marketing y privacidad.
¿Por qué si estoy de visita en una tienda, sea con la intención que sea, me tienen que espiar a través de mi smartphone para ver como actúo? En parte es una intromisión a nuestra intimidad, aunque siempre teniendo en cuenta que estamos en un local privado, pero por lo menos pienso yo que deberían al menos notificarnos de alguna manera que si entramos en su local vamos a ser “espiados”.
Este asunto de hecho ya se está tratando seriamente en EEUU, donde más uso se le está dando al WiFi tracking, y es que un senador y un despacho de abogados se lo plantearon seriamente y consiguieron que se redactase un código de buenas conductas, al cual no se han acogido todas las tiendas que hacen estas prácticas, mediante el cual las tiendas tienen que colocar carteles advirtiendo de su “espionaje” y dando la opción a sus visitantes a declinar ser espiado.
Mientras el uso de este “espionaje” se expande fuera de Estados Unidos y se regula de alguna manera su uso aquellos que no quieran ser seguidos en el interior de un centro comercial o una tienda lo tienen bien fácil, apagar el WiFi de su teléfono cuando salen de casa.

Páginas vistas en total

Entradas populares

Translate