sábado, 30 de noviembre de 2013

La talidomida y su historia oscura

La-talidomida-y-su-historia-oscura.jpgWIKIMEDIA COMMONS/NCP14053
Uno de los efectos más desagradables del embarazo son, sin dudas, las náuseas, que suelen afectar a las futuras madres durante el primer trimestre de gestación. En 1958, los médicos creyeron tener la solución: la talidomida.
Miles de mujeres en todo el mundo tomaron talidomida, un medicamento que no sólo disminuía las nauseas, sino que de paso provocaba graves malformaciones a los bebés, especialmente en sus extremidades.
Si bien sus efectos en la vida de cerca de 10 mil personas fueron terribles, el desastre provocado por la talidomida, sirvió para que los organismos que regulan la aprobación de fármacos subieran fuertemente sus niveles de exigencias antes de permitir el uso de cualquier tipo de medicamento o terapia.

La polémica talidomida

La-talidomida-y-su-historia-oscura-1.jpgFLICKR/59633635@N08
La talidomida, producida por la farmacéutica alemana Grünenthal GmbH, comenzó a ser utilizada en 1958 como supresor de las nauseas en las mujeres embarazadas, principalmente en países europeos y Canadá.
Al poco tiempo, se comenzó a relacionar los casos de bebés nacidos con malformaciones del tipo focomelia, en que uno o varios miembros no se desarrollan o lo hacen de forma incompleta. Otro porcentaje menor sufre de problemas renales, cardiacos, digestivos y malformaciones genitales.
Asimismo, el 40% de los bebés con malformaciones provocadas por el uso de la talidomida murieron en el embarazo o a las pocas horas de vida. Su uso estaba aprobado en más de veinte países alrededor del mundo, pero en Estados Unidos la FDA se negó a autorizarla por falta de estudios clínicos (hasta 1998). La historia finalmente les dio la razón.
Hoy, esos bebés nacidos entre finales de los años 1950 , sufren de discapacidades ligadas científicamente a la talidomida y, mediante diferentes procesos legales, han sido indemnizados, aunque nada les entrega las extremidades tan necesarias para funcionar de forma normal.

Efectos en hombres y mujeres

La-talidomida-y-su-historia-oscura-02.jpgFLICKR/BOWBRICK
Este medicamento, que en sus inicios se consideró inocuo, no sólo provocaba efectos graves en los hijos de madres que le consumieron durante el embarazo, sino que también en los padres que lo tomaron con anterioridad.
En mujeres embarazadas, bastaba con que la talidomida se hubiese consumido en una sola dosis semanas antes o, durante el embarazo, para que los efectos secundarios sobre el feto se presentaran, aunque no en el 100% de los casos.
En el caso de los hombres, la talidomida se excretaba a través del esperma, traspasando la posibilidad de malformaciones en el momento de la concepción, aunque los riesgos son menores.
Si bien la talidomida fue un tremendo error en la historia de las farmacología, si tuvo un efecto positivo: después del desastre que provocó, los diferentes países endurecieron las pruebas necesariasantes de autorizar el uso de un medicamento o ampliarlo.

Páginas vistas en total

Entradas populares

Translate